Blog Consejos para clientes 

APOSTILLA Y TRADUCCIÓN ¿CÓMO SE RELACIONAN?

Antes que nada vamos a comenzar por definir lo que es una Apostilla.

La apostilla de La Haya (o simplemente apostilla, también en francés: apostille, “nota” o “anotación”) es un método simplificado de legalización de documentos a efectos de verificar su autenticidad en el ámbito del Derecho internacional privado.

Una apostilla es una certificación proporcionada bajo la Convención de la Haya de 1961 para autenticar documentos para su uso en países extranjeros. La principal función de la apostilla es para certificar la autenticidad de la firma del documento. Simplemente, la apostilla es un certificado que se adjunta a otro documento para que sea aceptado cuando se utiliza en otro país que sea miembro de dicho Convenio.

El certificado y según el formato puede medir aproximadamente 15 cm cuadrados en tamaño y se adjunta permanentemente a otro documento. Una vez adjunto, el certificado y el documento son sellados con un sello oficial del gobierno emisor.

En la parte superior está el texto APOSTILLA, y más abajo aparece el texto Convention de La Haye du 5 octobre 1961 (Traducción al inglés: The Hague Convention of 5 October 1961, o en español: Convención de La Haya del 5 de octubre de 1961). La siguiente información se incluye en los campos numerados:

  1. País… [nombre del país que otorga la apostilla]

Este documento público

  1. Ha sido firmado por … [nombre de la persona quien firma el documento]
  2. en su calidad de … [la función de la persona quien firma el documento]
  3. porta el sello de … [la autoridad que otorga el documento] certificado
  4. en … [el lugar donde se otorga el documento]
  5. el día … [la fecha cuando se otorga el documento]
  6. por … [la autoridad que otorga el documento]
  7. No … [número de registro de la apostilla]
  8. Sello … [sello de la autoridad que otorga el documento]
  9. Firma … [firma del representante de la autoridad que otorga el documento]

En cada país hay autoridades designadas para otorgar certificados de apostilla, por lo general es el Ministerio de Relaciones Exteriores, pero eso dependerá de cada país. Es de hacer notar que sin una apostilla, el documento no tendría validez o legalidad en el extranjero.

PERO, ¿CUÁNDO CADUCA UNA APOSTILLA? Pues bien, eso dependerá del tipo de documento apostillado, ya que la apostilla seguirá siendo válida mientras lo sea el documento.

 

  • Apostillas que no caducan: son las que van en documentos que tampoco caducan, como por ejemplo la de un título universitario.
  • Apostillas que caducan: cuando el documento tiene un plazo de vigencia, la apostilla caducará cuando lo haga el documento. Entre estos podemos mencionar a manera de ejemplo los certificados de nacimiento, de matrimonio o de defunción los cuales son válidos durante 90 días.

 

Es de tener en cuenta la validez del documento que se necesite apostillar a la hora de hacer las gestiones puesto que la apostilla no va a alargar su vigencia.

¿UNA APOSTILLA, CÓMO SE RELACIONA CON LA TRADUCCIÓN?

Para que cualquier documento público sea válido en el extranjero debe estar apostillado en su original, esto quiere decir que el Ministerio de Relaciones Exteriores o la entidad emisora de Apostillas según el país de origen, por medio de sus legalizadores, reconoce que estos documentos han sido emanados y firmados por autoridades locales para poder ser válidos en el extranjero.

Una vez apostillados se hace la traducción. Esto es obligatorio para que cualquier documento público sea válido en el extranjero.

En el caso de este tipo de documentos que requieren Apostilla, la traducción debe ser realizada por un traductor jurado quien debe traducir íntegramente todo el contenido del documento que certifica, incluyendo la descripción de firmas o sellos, y de la Apostilla aun si en muchos casos el formato de la misma es bilingüe o trilingüe pues la Apostilla viene a constituir parte del corpus del documento.

Llevaran apostilla TODO documento público. Eso no quiere decir que  todos los documentos traducidos por un traductor jurado necesitan Apostilla. No la necesitan si los documentos no llevan la firma de un funcionario público. La Apostilla, como se dijo antes, viene a legalizar la actuación pública por parte de un país miembro del Convenio de La Haya. ¿Pero qué pasa cuando un país no es miembro de la Convención? En ese caso, se debe hacer autenticar por parte de la Notaria o por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores según las disposiciones locales. De igual forma, dicha autentica se hace traducir por el traductor jurado quien a su vez ha de extender su debida certificación.

Entre los países miembros del Convenio de La Haya se encuentran los siguientes:

 

Podemos concluir entonces que la importancia de la apostilla es fundamental cuando se requiere que un documento emitido en un país tenga efectos legales en otro país diferente. Por medio del sello de la Apostilla el contenido de dicho documento tendrá autenticidad y reconocimiento en cualquier otro país firmante del Convenio de la Haya. Sin embargo, se debe tener en cuenta que, si el idioma oficial del país destino al cual se dirige el documento no es el mismo que el país de origen de donde se generó el documento, se debe realizar una traducción de dicho documento al idioma oficial, o el que se requiera, del país destino.

Facebook Comments

Related posts