cotizar traduccionBlog 

¿CÓMO SE CALCULA EL PRECIO DE UNA TRADUCCIÓN?

Cada día se hace más necesario traducir documentos, sea documentos personales, documentos de negocio, documentos médicos o legales… la lista es infinita, los idiomas son variados, las especialidades también.

Puede ser que optes por una agencia de traducción o bien un traductor independiente. Pero, ¿Cuánto cuestan estos servicios? ¿Cómo se calculan los precios? ¿Se cobra por palabra, por frase, por página o por hora?

En realidad no hay una norma establecida en cuanto a esto. Hay muchos factores a considerar en cuanto a esto como:

  • Combinación de idiomas (idioma de origen e idioma de meta)

  • Especialidad del documento

  • Tipo de traducción: una traducción simple, una traducción jurada, una traducción certificada…

Independientemente del tipo de cliente, del tipo de documento, del tipo de especialidad, del tipo de formato – esta es la pregunta por excelencia que todo cliente querrá saber antes de contratar nuestros servicios. Sea na agencia de traducción, o sea un traductor independiente debemos proporcionar un presupuesto detallado a nuestros clientes y así evitarnos malos entendidos.

A continuación se muestra cómo la mayoría de las empresas de servicios lingüísticos o lingüistas autónomos cobran por los servicios de traducción.

  1. POR PALABRA: Esta es el método más común que encontrarás, ya que muchos traductores y empresas cobran por sus servicios por palabra. El precio por palabra tiende a ser el más justo para todas las partes involucradas. El cálculo se hace a partir del texto de origen. Bajo esta modalidad no se toma en cuenta el tiempo que puede llevar realizar el trabajo. Para un traductor puede tomar más tiempo que para otro. Lo que aplica aquí es la cantidad de palabras contenidas en el documento. Para poder dar un presupuesto exacto, el traductor debe ver el documento y sacar el cálculo. Pero, ¿cómo saber si es un cálculo correcto y exacto? Es muy fácil, tú mismo puedes saber cuántas palabras contiene un documento usando tu ordenador. Programas básicos como WORD da el resultado de las palabras escritas. También existen otros software que son de mucha ayuda para realizar el conteo de palabras. El número de palabras de multiplica por la tarifa de traductor y así es como se obtiene el cálculo del precio final.

  1. POR PÁGINA: El precio por página funciona bien para documentos en los que no se puede hacer difícil obtener un recuento electrónico de palabras por no poseerse de un software especializado. Un buen ejemplo de esto serían los documentos que fueron escaneados a un archivo PDF, tales como registros médicos, documentos de la corte o bien documentos manuscritos. El precio por página se determina por un número estimado de palabras en una sola página.

 

  1. POR HORA: Es muy raro que agencias de traducción o traductores autónomos basen sus presupuestos en base a horas de trabajo. No se puede saber con exactitud cuánto puede tomar realizar un proyecto de traducción y tampoco el cliente puede tener la certeza que efectivamente tomo un cantidad de horas y minutos determinados. Sin embargo, puedo funcionar para los traductores internos en empresas ya que probablemente su salario viene a ser determinado en base a horas laborales.

 

  1. TARIFA PLENA: Quizás la mayor desventaja de los precios con tarifa plana es que no se obtienen los detalles de lo que realmente se está pagando. Este método funciona quizás para proyectos de gran volumen, lo que se conoce como paquetes de traducción, en donde el traductor opta por esta modalidad para hacer un precio global y sin que su cliente y el mismo salgan afectados económicamente hablando. Si ambos acuerdan ene este método puede dar resultado.

 

Aparte de los métodos más usados existen otros factores que pueden influir a la hora de elaborar un presupuesto por los servicios. Tales factores, por ejemplo, pueden ser como dijimos antes, el número de palabras a traducir, la complejidad de la materia, la combinación de idiomas, el tiempo de entrega, el formato y maquetación del documento (si necesita editar tablas, gráficos, imágenes, etc.) Otro punto no menos importante es si el cliente solicita una revisión por un segundo traductor, el cual vendría a ser, por lo general, un 50% más sobre el costo total de la traducción. También se debe considerar el tema tributario, por ejemplo si el cliente necesita crédito fiscal o si se ha de aplicar el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Sea que decidas contratar una agencia de traducción o sea que decidas contratar un traductor independiente, no te dejes impresionar por precios demasiado bajos, a veces lo barato sale caro. Los precios bajos suelen no ser de buena calidad, y no vaya a ser que te termines pagando el doble contratando primeramente a bajo precio y después debas pagar extra a un traductor calificado para que arregle o traduzca nuevamente tu proyecto. Por eso es importante que aclares todos los puntos y consigas referencias del traductor que desees contratar. Un buen traductor no solo traduce bien, escribe bien, sino también conoce del tema y se comunica verbalmente bien.

A continuación una tabla orientativa acerca de las tarifas promedio de los traductores calificados.

https://search.proz.com/employers/rates

Facebook Comments

Related posts