Uncategorized 

LAS RECETAS SON PEQUEÑOS TESOROS QUE MERECEN SER COMPARTIDOS

La comida es un medio profundamente expresivo que representa nuestra personalidad, emociones, ambiciones y, lo que es más importante, nuestra identidad y herencia cultural.  Si bien el placer por la comida es un fenómeno global, cada país tiene una relación única con su propia cocina.

Traducir recetas no sólo implica entender los diferentes métodos de cocina e ingredientes, sino también entender las diferentes maneras en que la gente piensa y habla de su comida, y por su puesto poseer el conocimiento lingüístico. Precisamente debido a la diversidad de los alimentos, inevitablemente habrá desafíos en la traducción hasta para el traductor más experimentado.

El intercambio cultural ha resultado en que algunos alimentos que son populares en la mayoría de las áreas del mundo sean conocidos por su nombre original; como tacos, pizza y paella. Estos son sólo algunos ejemplos de alimentos en los que su gran popularidad ha hecho que sus nombres se integren en diferentes idiomas por medio de la técnica de traducción conocida como “préstamo”. Sin embrago hay otros que son menos conocidos por lo que los traductores se enfrentan ante este obstáculo cuando tienen que traducir una receta con precisión. ¿Cómo traducir los nombres de los alimentos que comemos? Aquí parece que ya no es tan fácil, ¿verdad?

Siendo que los ingredientes son la base de cualquier receta, sin embargo, algunos son mucho más fáciles de conseguir que otros. Algunos son conocidos con términos muy diferentes aun en regiones cercanas. Por ejemplo, en Latino América en algunos países se conoce al aguacate como palta, la fresa como frutilla y a la piña como ananás… todo depende de la región. Otra dificultad puede ser que según la ubicación del lector de destino, en ocasiones, puede ser imposible encontrar ciertos productos o marcas. A menudo una traducción literal de los ingredientes no es una opción realista debido a la limitada disponibilidad de esos ingredientes en su mercado local por lo cual es necesario que el traductor profesional establezca alternativas que permitan la elaboración de la receta incluso ante la imposibilidad de encontrar un producto específico.

Otro reto para el traductor es que en ciertas ocasiones, el nivel de exigencia es mucho más alto y es necesario extenderse más allá de la simple traducción. Este es el caso de recetas que requieren hacer uso de utensilios de cocina o electrodomésticos que bien no se comercializan o bien no son conocidos en el país de destino. En este caso, es necesario describir el proceso que realiza el aparato en cuestión para que la información se transmita de forma que el lector sea capaz de recrearla. ¿Y que pasa con las medidas? Imagínate – esto también es un factor muy muy importante para lo cual el traductor debe tener mucho cuidado, de lo contrario podría arruinarse nuestro platillo. No es lo mismo gramos que onzas, ni taza que mililitros. Cada receta parece seguir un sistema de medición diferente y esto es especialmente cierto para los diferentes países. Tratar de convertir una receta americana usando tazas a una receta inglesa usando gramos; puede resultar en una gran inversión de tiempo para poder cocinar. El uso de un conversor en línea puede parecer una opción válida, sin embargo, cuando se dice 1 taza de harina, si el lector usa el sistema en gramos le seria muchísimo útil saber de inmediato que necesita 250gr y no una taza.

Si eres traductor culinario estos enlaces quizás pueden servirte para convertir las medidas:

http://www.internationalfooddictionary.com/recipe-translate.php

https://www.thecalculatorsite.com/cooking/cooking-calculator.php

http://chefben.tripod.com/recipe_calculator.html

 

Todas estas características se tienen en cuenta a la hora de traducir una receta y es por ello que se trata de un proceso laborioso que debe llevarse a cabo con esmero y precisión.

Sea que se trate de un manual de cocina, las recetas familiares, o de tu última creación culinaria, lo mejor es que siempre contrates los servicios de una compañía de traducción o un traductor profesional con suficiente experiencia en el ámbito culinario y… ¡Buen provecho!

Facebook Comments

Related posts

One Thought to “LAS RECETAS SON PEQUEÑOS TESOROS QUE MERECEN SER COMPARTIDOS”

Comments are closed.